El Infierno Imaginario

Un punto de vista personal sobre el mundo, la experiencia y la vida

Igualar por abajo

El otro día (bueno en realidad hoy, pero cuando alguien lea esto ya será el otro día) oí en la radio algo que me llamó la atención: Alguien cercano al gobierno, confieso que no sé quien pues no suelo prestarles demasiada atención, decía que lo positivo de la crisis es que los ratios de paro masculino y femenino se han igualado.

Lo que a ella le parecía perfecto a mi me parece sencillamente lamentable.

Y no por el hecho de haberse igualado, sino por el como. Seria perfecto si el ratio se hubiera igualado al haber encontrado trabajo la gran parte de mujeres que lo buscaban, pero no ha sido así.

Recuerdo cuando nos construimos la casa (enlace autopromocion) que las dos únicas mujeres que visitaron la obra fueron mi esposa (podríamos decir que el 50% de la “promotora”) y la ayudante del aparejador, también arquitecto técnico pero de una promoción posterior. El resto (Gerente y técnico de la constructora, jefe de cuadrilla, albañiles**, encofradores, chapadores*, escayolistas, carpinteros, electricistas, carpinteros metálicos, fontaneros, cristaleros y demás) eran, supongo que aun lo serán pero la obra hace unos años que la acabamos, hombres. La mayoría de ellos se encontraran en el paro en la actualidad.

No voy a ser yo quien los defienda, en cuanto a su profesionalidad, pues aun existiendo muy buenos profesionales, la calidad media era baja, siendo muy optimista y generoso en la calificación, pero considerar buena la situación, por parte de aquellos que desde la opción y desde el gobierno, con declaraciones y con su gestión han contribuido y mucho a cargarse una parte importante de un sector productivo (la construcción) debido a que “como estamos todos jodidos, estamos mejor que cuando solo era un colectivo (las mujeres) me parece, no solo de muy poca altura de miras, sino hasta ruin y rastrero.

Y lo peor del tema es que quien piensa eso, en esta situación concreta, probablemente, lo piense en general y con ello prefiera la mediocridad, o la insuficiencia general a la excelencia de unos pocos, aunque la media resultante sea mejor.

Anuncios

Viernes, 23 - abril - 2010 Posted by | Politica | , , | Deja un comentario

He visto 4 Bin Laden

Que como sabéis es el castizo apodo que se les da a los billetes de 500 por aquello de que “Existen pero están tan escondidos que nadie los ve”… pues hoy he visto cuatros, y no solo los he visto, sino que por breves momentos han sido míos.Cosa de los ayuntamientos y de los bancos. He ido a mi banco para liquidar el IBE de los últimos tres años, no es que yo no quisiera pagarlo sino que el catastro se ha tomado todo ese tiempo para dar de alta mi casa, desde que acabamos la obra y claro luego llegan las cosas amontonadas.

Así pues a la friolera de unos 700 euros anuales los tres años suman dos mil y algo. Yo muy tranquilo le doy la libreta al cajero y el recibo y le digo “Pagar esto”

El empieza a escribir y me acaba diciendo “Aquí no puedes” Así que lo leemos y llegamos a la conclusión que tengo que ir cuatro calles mas allá, porque el ayuntamiento, o el catastro que para el caso es lo mismo, además de ser mas lento que una tortuga coja, trabaja con un solo banco.

“Bueno pues dámelo en efectivo” le digo yo, y así me acerco al otro banco.

“¿Billetes grandes?” me pregunta.

“Vale” respondo mientras pienso que así veré algunos lechuga (los verdes de 100) o canarios (amarillos de 200) pero no, NO.

Se mete en la caja, lo que me extraña, y sale con cuatro billetes morados: cuatro bin laden, o sea 4 de 500 que suman 2000… y que por unos minutos fueron míos hasta que llegue al otro banco y liquide.

Martes, 11 - marzo - 2008 Posted by | Economia | , | Deja un comentario