El Infierno Imaginario

Un punto de vista personal sobre el mundo, la experiencia y la vida

La alternativa del diablo

Han pasado las elecciones y el PP ha subido en algunos lugares y bajado en otros. Hay varias lecturas en función de hechos de los distintos lugares, pues no podemos generalizar en decir que donde gobernaban bajan y donde estaban en la oposición suben: En la Comunidad de Madrid gobernaban y suben, en la ciudad de Madrid gobernaban y bajan. En Vascongadas no gobernaban y bajan, en Murcia gobernaban y suben, en Valencia gobernaban y bajan, en Cataluña no gobernaban y bajan, en Baleares no gobernaban y suben, en Asturias no gobernaban y bajan… Por lo que el análisis deberá hacerlo bajo otros parámetros.

Pero sin embargo, otras formaciones no tienen esa misma opción. Es indudable que Izquierda Unida, y otros grupos locales de izquierdas como los catalanistas de Compromis en el caso de Valencia, han subido en sus datos globales. Pero, salvo en muy pocos lugares, la subida no les deja más allá del puesto de tercera fuerza política. Concientes en los últimos tramos de la campaña de dicha situación y conocedores de que sus votantes son contrarios al PP han dedicado importantes mensajes de campaña a anunciar su intención de evitar el gobierno del PP en aquellos municipios donde puedan pactar con otros partidos. Pero en la mayoría de lugares esta opción se limita a poder pactar con el P$O€. Sin embargo un análisis de los lugares donde Izquierda unida ha bajado, como Córdoba o Sevilla, nos muestra que allí donde han colaborado gobernando en coalición o con apoyos mutuos el electorado ha rechazado esa unión, tanto en el P$O€ como, en especial, en Izquierda Unida. Y no es la primera vez que pasa: el hundimiento electoral de Izquierda Unida en las elecciones de 2004 se achacó por los analistas, en parte, al llamado “voto útil” es decir a la sensación general del electorado de izquierdas de obtener más resultado si votan a un único partido en lugar de dividirse en dos.

Ha pasado y volverá a pasar.

Y en Izquierda Unida (y no sé si en otros partidos de su mismo espectro) son conscientes de ello.

Por eso, la alternativa que se les presenta la he llamado la alternativa del diablo: porque ahora se ven obligado a elegir entre cumplir su promesa electoral, apoyando gobiernos locales del PSOE, sabiendo que posiblemente dentro de cuatro años, o quizás incluso antes en las próximas generales, les cueste votos y volver, en muchos casos, al ostracismo de quedar fuera de las instituciones, o incumplir su promesa electoral y no llegar a pactos en aquellos lugares donde la cabeza visible tenga (por la evidente diferencia de votos) que ser del PSOE durante toda la legislatura.

Anuncios

Miércoles, 25 - mayo - 2011 - Posted by | Politica

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: