El Infierno Imaginario

Un punto de vista personal sobre el mundo, la experiencia y la vida

Mercados medievales

Ahora que ha finalizado septiembre y las fiestas patronales de muchos pueblos, en los que ha habido mercados medievales voy a reproducir el articulo que publiqué hace unos días en mi blog de Fantasía.

¿Porque duplicarlo?

En primer lugar porque al ser una versión de WordPress antigua no me gusta el efecto final del mismo en Fanfiction y quiero ver como queda en su edición en esta versión, que use para componerla.

Ademas porque las reflexiones iniciales sobre las motivaciones, que son solo mías y resultado de aplicar la lógica deductiva e inductiva a las motivaciones de un fenómeno fomentado desde los ayuntamientos y en el que se deja de lado, en la recreacion, una faceta vital de la Edad Media: la Iglesia.

Cierto es que la Iglesia de la Edad Media tiene poco o nada que ver con la actual, la figura de Cristo y la cruz, pero poco más. Sea por respeto a la actual, cosa que también es posible, sea porque se desea obviar esa influencia, las recreaciones medievales tienden más a la fantasía que a la realidad, omitiendo toda una gama de posibles personajes, que reconozco podían ser polémicos, pero también parte del carácter de la época.

Símbolo y muestra de una época en que los municipios eran prácticamente independientes, sino en las leyes si en los hechos, los mercados medievales se han convertido, en las fiestas de muchos pueblos, en un evento indispensable.

A la vez reivindicación de tiempos mejores y recuerdo de nuestro pasado y nuestras raíces. Aunque en ocasiones es difícil separar aquellos elementos genuinamente medievales y aquellos otros añadidos, ya sea por costumbres posteriores autóctonas, ya por la emigración magrebí que también toma presencia en ese pasado bereber de la península.

Pues no olvidemos que los ocho siglos de dominación árabe fueron una minoría, 700.000 los invasores musulmanes que llegaron a asentarse en la península frente a 7.000.000 de habitantes iberos, romanos y visigodos romanizados. Y de los setecientos mil, escasamente cincuenta mil eran en realidad árabes, siendo el resto, la gran mayoría bereberes.

Actor caracterizado de Elfo en el Mercado Medieval de Alacuas

Actor caracterizado de Elfo en el Mercado Medieval de Alacuas

Pero, si bien para los municipios, es una reivindicación de un tiempo en que, por las necesidades e imposiciones del trasporte, la vida hacia que estos fueran prácticamente independientes, teniendo noticias de los señores solo para pagar impuestos o en las épocas de guerra, bien porque los señores necesitaran hombres, bien porque el pueblo, atacado, necesitara del concurso de las tropas, señoriles o reales, para los aficionados a la Fantasía Epica, estos mercados tienen algo de mágico, aunque nos falten los elfos, gnomos y hadas, a menos que consigamos suplirlos con actores disfrazados, y por supuesto nos falten magos, ya que guerreros y damas es fácil conseguir con un mero vistazo a nuestro pasado.

Eso es lo que iba pensando este domingo pasado mientras me acercaba al mercado medieval que se celebraba en las fiestas de Alacuas, en Valencia.

Y no debía ir muy desencaminado, menos incluso de lo que yo mismo llegaba a dudar, pues no solo me encontré la habitual agrupación de puestos de venta de adornos, collares, perfumes e inciensos, que se puede ver en cualquier mercadillo, sea medieval o hippy, con la única diferenciación (y no siempre) de las ropas de los vendedores, y los típicos puestos de artesanía y comidas que se nos hacen pasar por medievales, aunque se trata en realidad de comidas árabes, bereberes o rifeñas, como dulces de almendra y miel, cuscús, pinchos morunos (de pollo) o de comidas típicas de estas fechas veraniegas, aunque no sean medievales como los crepes o las panochas.

Tampoco faltaban el grupo de halconeros, que además tenían una zona para practicar el tiro con arco, o diversos actores disfrazados que animaban la fiesta haciendo juegos malabares, contando historias o simplemente estando allí.

Puesto de Tierras Baldias y el Concilio del Fenix en el Mercado Medieval de Alacuas

Puesto de Tierras Baldías y el Concilio del Fénix en el Mercado Medieval de Alacuas

Pero lo que me sorprendió gratamente fue encontrar un puesto entero dedicado a rememorar esta época montado por una asociación de juegos de Rol y lectores y escritores de fantasía medieval.

Cuando me dirigía a él ya pensaba en hablaros del Mercado Medieval por ello no me extenderé hoy más y dejare para otro día, cuando los conozca mejor, hablaros de la Asociación Valenciana de Fantasía Épica (nombre oficial, supongo) o “El Concilio del Fénix” que supongo es como se llaman a sí mismos y que compartian puesto con otra asociacion Tierras Baldias, aunque empeze por el Concilio, pues se extendieron, en forma de carteles con citas de libros, por todo el mercado.

Anuncios

Lunes, 6 - octubre - 2008 - Posted by | Social

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: